A ellos les gusta el blog

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Bienvenido a casa

Las personas somos como instrumentos musicales, si sabes tocarlos puedes sacar de ellos melodías perfectas, pero la mayoría de las veces andamos por el mundo completamente desafinados, tocando cada uno una partitura diferente, que el otro no conoce.

3 comentarios:

  1. Eso es que somos demasiado egoistas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Para acercarse al otro hay que mirar la esencia de la persona no la idea que se tenga de lo que ha de ser o no ha de ser, nuestros condicionamientos. De esta manera podemos ver al otro y no lo que creemos que hemos de ver. Cada persona es distinta y sus vivencias son diferentes. Si conocemos lo que ha vivido podemos entenderla y leer, escuchas, sentir su música. Un abrzo.

    ResponderEliminar
  3. Cuanta razón en estas palabras. A veces nos asusta escuchar a las personas y si lo hiciéramos seríamos más felices.

    ResponderEliminar